Sorimba, viaje a El Hierro

SorimbaSorimba

Sorimba de la escritora canaria María Jesús Alvarado está inspirada en la gente, el paisaje, las raíces del pueblo herreño. La isla de El Hierro, la del Meridiano Cero, donde termina el mundo, o donde empieza, según se mire. Ligada a las demás islas, pero mirando hacia América, conserva el silencio propio de los lugares donde la naturaleza aún es libre y más fuerte que el hombre.     El Hierro es una isla elevada, y en lo más alto, en la meseta de Nisdafe, muy cerca del actual pueblo de San Andrés, existía un poblado hecho todo de piedra, de trabajo y de amor por la tierra, habitado por gente dura e íntegra, la gente de Sorimba. Sólo ellos podrían sobrevivir donde el invierno cubría las almas de bruma y el viento, silbando entre las casa y los muros de piedra, les hablaba de futuro y esperanza.                        DSC_0358María Jesús Alvarado. Psicóloga clínica de profesión, disfruta transitando el mundo de la literatura, el cine y el teatro. Es autora de Suerte Mulana, Extraña estancia, Geografía accidental, Al sur de Zagora, Isla Truk y Sorimba, además de participar en varios antologías poéticas y libros colectivos. En su obra da mucha importancia a las raíces, la memoria, el origen. Por eso ha dedicado parte de la misma al Sáhara, lugar donde creció, y a la isla de El Hierro, la más pequeña del archipiélago canario, a la que se siente especialmente ligada y donde pasa parte del año.  DSC_0352       

Sorimba es la novela que nuestro Club de Lectura ha elegido para cerrar nuestro curso académico 2012-2013. Y es con el fresco recuerdo de Sorimba en nuestra mente y con la autora María Jesús Alvarado con quien viajaremos a la isla de El Hierro del 24 al 27 de abril de 2013 para realizar un hermanamiento con alumnado del IES Roques de Salmor con quienes compartiremos impresiones y reflexiones en torno a Sorimba en un espacio entrañable como es el pueblo de San Andrés y La Ruta del Agua (El Garoé- Árbol Santo).  Con nosotros también estarán algunos ancianos herreños quienes desde la humildad, respeto e integridad que les caracteriza nos contarán con su acento “muy particular” como vivían en la isla del Meridiano hace más de medio siglo. Este vídeo El Hierro, viaje a las entrañas de un pueblo… presenta a algunas de las personas con las que compartiremos esta experiencia.  Los lugares que se describen en Sorimba son reales.   Las imágenes que aparecen en el álbum de fotos son algunos de los rincones por donde se pasean Teseida, Amabelia, Sotero, Tasio, Rosalía, Elba, Virgilio Cebada, Isidora…  El día 26 de abril nos encontraremos en San Andrés con don Tadeo Casañas Reboso, memoria viva de un pueblo. 

Este es nuestro itinerario del 24 al 27 de abril en la isla de El Hierro.  Programa del viaje a El Hierro

Diario del Meridiano Cero 

Miércoles, 24 de abril de 2013

11:30 de la mañana, entre ilusión, sonrisas y algún que otro ”pucherito” en la despedida nos preparamos para viajar al lugar sobre el que tanto hemos hablado en los  últimos meses y en donde sabemos que el silencio se escucha.  Antes de relatar  como ha ido nuestro primer día en tierras herreñas, queremos destacar la exquisita amabilidad de quien nos trajo hasta ella, el comandante Samuel Rodríguez Santana.

Tras el perfecto aterrizaje. Cogimos la guagua hasta Valverde. En la capital hicimos transbordo junto a tres señoras “piñeras” hacia donde sería nuestro hogar durante los próximos cuatro días. Después de cruzar impresiones sobre el paisaje, el acento herreño …llegamos a Las Casas y, por fin, conocimos a doña Juana que nos sacó una sonrisa al contestarnos a nuestro ¿qué tal?

_Sigo viva, así que feliz…

Con sus casi 100 años, una respuesta  como esa fue mucho más que gratificante nuestra entrada en el pueblo de Las Casas. Al atardecer, después de comernos los sabrosos macarrones preparados por José Ángel y hacer la compra en el supermercado de Yoly, fuimos al pueblo de Taibique y al Mirador de Tanajara desde donde vimos la naturaleza sorprendentemente iluminada por la luz de la luna. Regresamos a casa y, de nuevo, nuestro José Ángel nos sorprendió preparándonos una suculenta cena a la luz de la luna.

Nos vemos mañana

Airan Santana

Memoria visual de nuestro primer día en la isla del Meridiano Cero 

Diario del Meridiano Cero

Jueves 25 de abril de 2013

Nos levantamos con el canto de los gallos y sobre la marcha comenzó la algarabía: gritos por el agua fría, desayuno… Sobre las 08:00 estábamos camino de “La Curva” lugar destinado a esperar la guagua de “TransHierro” y desplazarnos al Municipio de Frontera. Antes habíamos saludado a doña Juana que estaba agachada barriendo la entrada de su casa con un tomillo.

En ruta para Frontera o El Valle de El Golfo contemplamos un impresionante pinar para pasar minutos más tarde por la zona frondosa y también verde de El Brezal donde los mirlos se paseaban a sus anchas. Llegamos a El Valle del Golfo, un anfiteatro natural, con altas escarpaduras y laderas cubiertas de arbolado y vegetación.

10:00 Llegamos a el  Ecomuseo de Guinea donde nos esperaba Raquel con un detalle para todos y su rigor y profundo conocimiento sobre la “Isla de las Piedras” donde aún hoy el respeto por el entorno y los recursos naturales se preserva. Raquel nos contó la historia del Lagartario fundado en 1974 y de todos los detalles que rodean a esta subespecie ya extinguida.

Salimos del Lagartario y antes de emprender el corto recorrido hasta el Poblado de Guinea Raquel nos invitó a contemplar el Risco de Tibataje y hablamos de la última erupción volcánica que hubo en la isla en 1748. Llegamos por el Camino Real de la Peña, camino original, a uno de los primeros asentamientos del pueblo bimbache o bimbape y tejimos su historia desde principios del siglo XV cuando se conquista la isla hasta hace apenas 60 años que es cuando muere uno de los últimos habitantes de Guinea.

Nos detuvimos, luego, en el Hotel más pequeño del mundo donde saludamos a la escritora Ángeles Caso, seguimos con un baño refrescante en La Maceta, dimos un paseo y descansamos en el Hotel Balneario “Pozo de La Salud” para seguir la ruta programada: La Dehesa, El Morcillo … y de vuelta a casa.

Seguimos mañana

Carla, Librada, Indira…  

Diario del Meridiano Cero 

Viernes 26 de abril de 2013

Nuestro último día en la isla donde se escucha el silencio. Día intenso y repleto de emociones… Nos encontramos con los compañeros del IES Roques de Salmor en San Andrés a las 08:45 para realizar la Ruta del Agua en compañía de  don Ángel Casañas. Don Ángel nos guió al derruido poblado de La Albarrada uno de los primeros asentamientos de la Isla de las Piedras y donde actualmente acampan jóvenes artistas de todo el mundo.

Después de recorrer casi todos los rincones de La Albarrada seguimos los pasos de don Ángel en dirección al lugar donde estuvo El Garoé. Por el camino nos dio la bienvenida la Consejera de Turismo doña Verónica Montero. Llegamos agotados a El Garoé y mientras reponíamos fuerzas Carla Pitti nos explicó la historia del Árbol Sagrado de los bimbaches.

Regresamos al pueblo de San Andrés donde nos esperaban en la Casa de la Cultura la escritora María Jesús Alvarado, Carmelo Padrón, un grupo de señoras herreñas e Indira para realizar el acto final del hermanamiento con el alumnado de Frontera. Hablamos de Sorimba, de las costumbres herreñas, de lo poético de los nombres de algunos lugares… Nos supo a poco.

Llegó la hora de la comida y nos fuimos a “Casa Goyo” a comer una paella y un quesillo que nos supo a gloria y que él amenizó el encuentro cantando y tocando su timple. Luego visitamos a don Tadeo Casañas. La memoria viva de un pueblo. Y nos despedimos del pueblo de San Andrés, de don Tadeo, de su hijo Ángel, de Goyo, de Isabel Barrera

Llegamos a la Restinga dispuestos a enterarnos de la situación del volcán que se mueve por debajo de la isla y curiosos por ver las restingolitas que expulsó en el 2011. Idaira Hernández Barbuzano, 2ª Teniente de Alcalde, sació ampliamente nuestra curiosidad. Pasamos, luego, el resto de la tarde soleada disfrutando del baño en el pequeño muelle pesquero.

Termina aquí nuestro Diario del Meridiano Cero que hemos escrito para compartir contigo nuestras vivencias en la isla donde el silencio te susurra y atrapa.

Hasta siempre

Ikram, Yanira, María Jesús, Jennifer… 

Entrevista a María Jesús Alvarado DSC_0183 

Pasó su infancia entre el desierto del Sáhara y las Islas Canarias, algo importante para ella, pues piensa que, además de la familia, el paisaje en el que uno crece y aprende a relacionarse con la vida nos marca de manera inconfundible e inevitable a la hora de desarrollar nuestra vida adulta. Profesionalmente se ha dedicado a la docencia y a la psicología, es decir a enseñar y a ayudar a sentirse bien. Pero también le ha gustado siempre escribir, y le satisface comprobar que con la literatura también puede hacer ambas cosas -enseñar y hacer feliz-, además de expresar su propio interior y su manera particular de ver el mundo. No podría vivir sin escribir. María Jesús Alvarado ha publicado algunos libros: Suerte Mulana, Extraña estancia, Geografía accidental, Al sur de Zagora, Isla Truk, Sorimba, Grietas… unos en prosa y otros poesía, y espera poder seguir sacando a la luz tanto los que ya tiene escritos como los que surjan a partir de ahora. También le gusta hacer cine como otra forma de contar, tanto historias de ficción como el cine documental (La puerta del Sáhara, La carta de Chadad, Bailando en el tiempo, Luz Mafasca, Bailando en el tiempo …), además de dirigir teatro, pintar o cualquier manera de expresarme a través del arte.

Después de la presentación de Sorimba en San Andrés.

Después de la presentación de Sorimba en San Andrés.

Le preocupa el medio ambiente, la falta de derechos humanos y la injusticia social en general. Y procura que tanto mis acciones personales como mi trabajo, profesional y literario, contribuyan a mejorar un poquito el mundo que me ha tocado vivir.

PREGUNTA. ¿Cómo surgió la idea de Sorimba?

RESPUESTA. Después de muchos años hablando con los viejos de la isla, escuchando sus historias acerca de sus años de juventud, de lo que les habían contado sus abuelos, de las dificultades que tenían para subsistir, pero a la vez, de lo felices que eran y de cómo era la vida cuando apenas había civilización… pensé que, dados los grandes cambios que han venido sucediendo en los últimos años, era necesario escribir algo que mantuviera viva la memoria de la isla, su pasado, su riqueza natural y humana.

P. ¿Por qué este nombre? ¿pensaste en otro título?

R. Desde el primer momento pensé en ese título. Además de ser una palabra que me encanta fonéticamente, me pareció oportuna para nombrar a una zona en la que, precisamente, es frecuente el tiempo que llamamos “sorimba” (viento con lluvia fina y niebla). Además, dado que la historia tiene algunos elementos “mágicos”, el ambiente de bruma y misterio que proporciona la sorimba resulta adecuado.

P. ¿Qué vinculación tienes con la isla de El Hierro?

R. Mi madre y toda mi familia materna es herreña. Durante mi infancia yo vivía en el Sáhara, rodeada de desierto. Y las vacaciones de verano las pasaba en Canarias, entre Gran Canaria y El Hierro. El contraste de paisaje y de ambiente entre ambos lugares era enorme, y eso hizo, quizás, que las características de un lugar y otro se me quedaran tan grabadas y sea tan importante para mí recordarlas, como parte de mi propia historia.

P. ¿Por qué elegiste El Hierro como espacio para desarrollar la acción?

R. En realidad, podía haber sido cualquiera de nuestras islas, pues hace ciento cincuenta años la vida en todas ellas era muy similar. Pero El Hierro, al ser la más pequeña y la más alejada, es donde mejor se conservan aún los restos de aquella vida antigua, y además, es la que yo mejor conozco.

P. ¿La historia que cuentas en Sorimba está basada en hechos reales? 

R. Sí, todo está basado en hechos y en lugares reales, si bien con elementos de fantasía imprescindibles para que la historia sea una novela y no un documento antropológico. La literatura es una manera maravillosa de acercarnos a realidades diferentes sin que tengamos que esforzarnos, como si estuviéramos sumergidos en un cuento fantástico.

P. ¿Cuánto tiempo has estado con esta novela?

R. Una historia no empieza a escribirse en el momento en que uno coge el bolígrafo o el teclado y empieza a darle forma con palabras; un libro se escribe mucho antes de ese momento. Podría decirse que empecé a escribir “Sorimba” desde que, todavía muy niña, empecé a amar El Hierro y a interiorizar el asombro ante sus contrastes de paisaje, sus nubes, el olor de las higueras en el cálido verano o el embate del mar contra la lava petrificada de la costa. Seguí escribiéndolo, aún sin saberlo, cuando pasaba largos ratos hablando con los viejos y escuchando sus historias. Fue mucho después cuando decidí conscientemente dejar constancia de al menos una parte de todo lo que la isla me había regalado durante tantos años, y en ese momento, ya salió sin dificultad.

P. La presencia femenina en Sorimba es determinante ¿por qué?

R. No es intencionado. De hecho, decidí que el protagonista fuera masculino, para alejarme más fácilmente de la trama desde el punto de vista personal. Pero quizás al plasmar la realidad es inevitable que las mujeres, como en todas las sociedades, sean relevantes, especialmente en la sociedad rural. La mujer ha estado, social y culturalmente, sometida al control masculino desde siempre, pero es el centro de la familia y de la sociedad, y los cambios sociales más importantes siempre han ido tras los pasos que la mujer ha ido dando, contra viento y marea, para conseguir la igualdad y la independencia personal.

P. ¿Por qué el nombre de Teseida pasa de generación en generación? ¿tiene otro significado más allá del propio nombre?

R. Teseida fue una princesa bimbache cuya vida y muerte están ligadas al amor, no solo a su amado (que vino de fuera) sino también a su isla (sus raíces). Me pareció el nombre adecuado para alguien que representara la unión entre pasado y futuro, entre memoria y progreso, elementos cuyo equilibro es imprescindible para avanzar de manera adecuada en cualquier sociedad, y casi la razón de ser de “Sorimba”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viaje a El Hierro. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Sorimba, viaje a El Hierro

  1. Soraya madre de Alison dijo:

    Hola a tod@s!!!! Que maravilla de viaje…. y con el volcán en el Mar de las Calmas, felicidades a tod@s por tener una profe como Elia que se involucra en todos los proyectos en beneficio de los estudiantes…
    Buen Viaje A Tod@sssss !!!

  2. Adriana dijo:

    Sorimba me parece un libro, no del todo interesante, no porque no sea bueno, si no por que mi estilo de libros es otro, tan solo se necesita tiempo para leerlo y cuando se termine quizás cambie mi opinión.
    GRACIAS.XD

  3. Aitor Díaz Carreño dijo:

    Sorimba es un libro bastante interesante, ya que es como si cuando leyera el libro, se fuera a la Isla de El Hierro y estuviera allí, haber como sigue esta historia.

  4. I.E.S ROQUES DE SALMOR dijo:

    La verdad que este blog, está calidad… Felicidades chicos! El libro Sorimba, es muy interesante, la verdad que nos ha llamado mucha la atención.

  5. Carla Pitti dijo:

    Hemos leído el libro y es una historia preciosa. Una aventura mágica con el pasado de la Isla. Éstamos muy contentos con la historia y estamos ansiosos con la visita de los alumnos del IES Josefina de la Torre. ¡Esperamos que disfruten mucho y que conozcan el mejor lado de la isla! Aquí estaremos esperando. Saludos 🙂

  6. Andrea Montero dijo:

    Buenas Tardes a todos y todas, el libro me ha parecido muy interesante y me ha gustado mucho porque he reconocido todos los lugares. Enhorabuena!!

  7. Ikram Lamhamdi dijo:

    Hola a todos. Yo soy Ikram una alumna del IES Josefina de la torre. A nosotros Sorimba también nos parece un libro muy interesante ya que como ustedes dicen es como si nos desplazaramos a la isla del El Hierro.
    Estamos muy contentos por hacer este viaje y muy orgullosos de tener a una profesora como Elia, por eso le damos las gracias por todo lo que hace por nosotros y que gracias a ella conoceremos a muchísimas personas y estoy segura de que viviremos una experiencia única. Un saludo a todos. ¡Nos veremos en El Hierro!

  8. Tasnim dijo:

    Hola! La verdad este libro me parece interesante. Salen cosas que ni siquiera sabía y sobre las que me gustaría saber un poco mas. El libro lo estamos leyendo durante este trimestre en clase y por ahora me parece más que interesante.

  9. abpereza dijo:

    ¡No sabe la envidia que me dan! Es una suerte poder contar con una profe como Elia y la oportunidad de poder reconocer lugares y personas que aunque transformadas por la pluma de la ficción rebosan autenticidad, libres de los artificios superficiales de la vida.
    Todavía no conozco El Hierro, pero viendo las fotos, los vídeos…, me parece más mágica todavía. Lo repito: ¡qué envidia! Y felicidades por el trabajo: de lectura, de estudio, de organización, de financiación, etc. Solo quién lo hace sabe lo que cuesta. Un abrazo a todos y espero que nos cuenten.

  10. Carla Pérez dijo:

    Mi primera vez en el Hierro y me he quedado prendada de esa pequeña y maravillosa isla. Ir allí ha sido realmente como un viaje en el tiempo, conocer sus paisajes y a sus gentes ha sido una experiencia realmente increíble e inolvidable. No sabemos lo afortunados que somos de tener a Elia con nosotros.
    ¡Muchos saludos!

  11. Indira Sánchez Alemán dijo:

    ¡Hola! soy Indira, alumna de Elia y quería agradecerle todo lo que ha hecho y lo que hace por nosotros. Es una persona maravillosa, nunca he tenido una profesora tan entregada como ella. Siento que haya gente que no aproveche y disfrute de una persona como lo es Elia pero invito a otros alumnos que pueden estar más tiempo con ella que la disfruten, que la apoyen y que la ayuden, pero sobretodo que aprendan de ella.
    Gracias Elia por este viaje tan maravilloso, por dejarnos tu casa, cosa que no cualquier persona lo hace, por siempre estar pendientes de nosotros y por mimarnos tanto.
    Gracias a este viaje he descubierto una isla preciosa a la que quiero volver ya, pero por mucho más tiempo. Es increíble cómo puede ser que unas islas sean tan secas y otras sean tan verdes como lo es la isla de El Hierro. Todo era verde, pinos, más verde… siete islas, diferentes todas.
    Estoy deseando volver y visitar esa isla donde ‘se escucha el silencio’, ese poblado de Guinea, hacer la ‘Ruta del Agua’, que desgraciadamente no pude hacer, pasar por ‘La tierra que suena’ y por muchos otros lugares hermosos de esta isla.
    Gracias a todos los que nos apoyaron para que este viaje haya sido posible.
    Saludos, Indira.

  12. Carmen Fleitas. dijo:

    YO TAMBIÉN ME VOY A ANIMAR A LEER SORIMBA. COMPARTO CON USTEDES QUE EL HIERRO, IGUAL QUE EL RESTO DE NUESTRAS QUERIDAS ISLAS CANARIAS, ES UNA MARAVILLA. UN SALUDO.

Nos importa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s